Dermatitis Atópica

Se trata de una enfermedad crónica (va a durar muchos años) que afecta a la piel, sus síntomas son: picor, sequedad, eccemas, dermatitis y liquenificación. Las lesiones se localizan en los pliegues cutáneos, sobretodo detrás de las rodillas, delante de codos, detrás de los pabellones auriculares, en cejas y cara.


Esta enfermedad tiene  épocas de gran mejoría, pero también etapas de empeoramiento que le harán precisas consultas periódicas y tratamientos preventivos y curativos continuados. Su causa no es bien conocida y, según parece, hay un componente hereditario. Suele asociarse a asma y fiebre del Heno. Ante un problema como éste, los padres suelen tener una ansiedad y preocupación y una carga de tensión que no le favorece en nada al niño. Por lo tanto, el primer consejo que le damos es:

  •   Tranquilidad: Comience a mentalizarse de que su hijo tiene esa piel “especial”, que no es grave, pero si latosa.
  •   No hay vacunas ( a no ser que sea alérgico a los ácaros).

Medidas de Higiene

Os damos  estos  pequeños consejos de higiene para mantener una correcta hidratación de la piel y controlar los brotes:

  •  Para el lavado diario usar un jabón de PH5.
  •  La temperatura del agua debe ser de unos 30º- 33º grados, nunca superior.
  •  En caso de irritación usar una crema hidratante o un aceite sobreengrasante.
  •  Las uñas han de estar cortas y limpias para evitar las infecciones a causa de las lesiones por rascado.

 

En  verano:

  •   El uso de Filtros Solares adecuados y la utilización de cremas hidratantes después del baño son obligados y muy recomendables.
  • Después de bañarse en la piscina o en el mar es conveniente ducharle con agua dulce y un gel sin jabón, secarle con toalla limpia y aplicar una crema hidratante.
  • El baño en piscina suele secar mucho la piel atópica de los niños, por lo que es muy importante la Humidificación posterior.
  • El baño de piscinas  han de ser cortos y en períodos de recaída del eczema, evitar este tipo de baños.
  • El baño en el mar junto con el solpotencia y beneficia la mejoría de la piel del niño.

En la alimentación no existe régimen alguno indicado para estos casos. Aunque en fase de empeoramiento, procure que el niño no comaplátanos, huevos, fresas, chocolates, derivados de leche de vaca, pollo nueces ni pepitas.

Otros consejos que doy son:

  • Utilizar tejidos preferentemente de algodón o hilo.
  • Evitar los tejidos sintéticos por que agravan la irritación.
  • Evitar todo lo que sea áspero, como la lana.
  • Cambiar los pañales con más frecuencia de lo habitual.
  • No usar colchones o almohadas de tipo goma-espuma, aunque estés cubiertos de plástico.
  • No usar suavizantes de ropa.
  • Aclarar muy bien la ropa.
  • Evitar el contacto directo con animales que tengan mucho pelo o pluma.
  • Evitar el polvo, éste contiene insectos microscópicos (ácaros) que agravan el cuadro.
  • Evitar ambientes superiores a 20º grados, porque se aumenta la irritación.
  • En invierno evitar ambientes secos por la calefacción, ventilar, humidificar, etc….

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *