Cómo elegir el cochecito de bebé

 

A la hora de comprar el cochecito te encontrarás con tantos modelos y variantes que pueden hacerte dudar. Existen modelos de tres piezas y de dos, con ruedas grandes o pequeñas, con el manillar abierto o cerrado, hechos de distintos materiales o con diferentes sistemas de frenos. De manera que solo teniendo en cuenta una serie de criterios podremos dar con el modelo que se adapte mejor a nuestras posibilidades.

Así que antes de decidirte por uno, anticipa el uso que quieres darle y compara qué inversión te vendrá mejor en unos meses.

En este post te cuento cómo elegir.

Cuando utilizar un cochecito y una silla de paseo

En general, el coche de bebé se utiliza desde que el niño nace hasta que comienza a andar. Pueden tener tres tipos de habitáculos que se adaptan a la evolución física del bebé o simplemente dos, portabebés y la silla.240_f_109503305_vsxn931r3a0fmjhraq1yipvlcpxfve0r

En primer lugar, el capazo o cuco en el que vienen muy bien en invierno, ya que sus paredes resguardan más al niño (el aire no le llega de frente). Algunos modelos se pueden usar como sistemas de retención infantil en el automóvil (incluyen un kit de seguridad y están homologados para este uso).

Al elegirlo hay que comprobar que es seguro y confortable. El capazo o cuco ha de separarse fácilmente de la armadura del coche e ir provisto de una base sólida y un colchón.

Los niños pasean tumbados hasta los tres-cuatro meses, aproximadamente, pero, después, prefieren hacerlo semitumbados (para observar el paisaje), así que el uso del cuco suele ser bastante limitado.

También el portabebés, son más adecuadas para el buen tiempo, aunque todos los modelos tienen capota, saco para invierno y plástico para la lluvia. Se han puesto muy de moda, porque resultan muy prácticos. Sirven para trasladar al bebé, como hamaca (su base curvada permite el balanceo) y como sillas del grupo 0 del automóvil.

Y finalmente, la silla, en la que va sentado, y el momento adecuado para empezar a utilizar la silla de paseo varía de un niño a otro y llega cuando el pequeño ya camina, pero todavía necesita detenerse y descansar, hasta que cumpla los dos o tres años.

 

Criterios para elegir el cochecito de bebé ideal

 

El confort del bebé: Aunque se trata de algo muy personal, hay padres que prefieren llevarlos tumbados en los primeros meses de vida. No existe ningún problema con esta opción, tu hijo/a, por pequeño que sea, puede ir en un portabebés con todas las garantías de seguridad y ergonomía. Eso sí, es recomendable no mantener a los niños en esa posición más de dos horas seguidas, ya que muchos profesionales te desaconsejarán que los lleves en un grupo 0, porque defienden la teoría de que la espalda del bebé necesita estar en posición horizontal en todo momento.

 

Tu estilo de vida: La altura de los padres, el tipo de terreno por el que vayas a desplazar el carrito o el tamaño de tu casa, son cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de elegir. Por ejemplo, todos los manillares suelen ser regulables en altura, pero los hay abiertos y cerrados, que pueden facilitar la comodidad de su uso dado que pueden dirigirse con una sola mano. También existen modelos en los que el niño va más o menos alto y esta elección es vuestra, no hay reglas ni recomendaciones. Hay modelos que tienen una bandeja inferior o red para dar más capacidad de transporte si tienes que llevar compra, y eso muchas veces se agradece si tienes que pasar por el súper, en otros ese plus de bandeja no tiene o es muy pequeña.

Dependiendo de la superficie por la que vayamos a pasear será conveniente elegir ruedas pequeñas y giratorias, que son apropiadas para circular por superficies lisas y regulares como en el caso de las ciudades. O ruedas más grandes, que permiten subir aceras con mayor agilidad, así como rodar en terrenos irregulares. También hay modelos con ruedas muy grandes, provistas de amortiguación para ir de paseo a la playa y al campo, o incluso para transitar por caminos de montaña.

Hay que pensar que existen carros de 3 y 4 ruedas, la estabilidad es la misma, pero la diferencia entre unas y otras es que las sillas de tres ruedas tienen mayor maniobrabilidad en los giros, incluso giran con facilidad con una sola mano, y permiten superar los obstáculos más fácilmente en terrenos complicados, como caminos de arena o senderos de montaña o de muchas piedras. Además, las sillas de tres ruedas suelen tener amortiguaciones y frenos superiores y son más fáciles de empujar. Por contra, normalmente tienen mayor peso y dimensiones.

Si tu lugar de residencia no es amplio, puedes optar por un modelo compacto.   En cambio, en una casa más grande cercana a parques, te interesará más elegir un modelo de los conocidos como “todoterreno”. También es conveniente que tengas en cuenta el espacio del que dispones en el coche o en el ascensor de casa ya que, por ejemplo, la canastilla puede no entrar junto con la silla del coche en el caso de que ya tengas otros hijos o estés pensando en aumentar la familia.

 

Existen diferentes tipos de frenos, hay algunos que actúan sobre las ruedas traseras que se pueden bloquear con el pie, actuando sobre cada una de forma individual o presionando sobre una barra que bloquea las dos ruedas a la vez. También existen sistemas de frenado desde el manillar. Es importante que nunca sueltes el manillar sin haber accionado antes el freno y haberte asegurado de que la silla no se desliza. Las últimas novedades posibilitan que puedan accionarse desde el manillar.

Ten en cuenta la vida del producto: Haz números y busca un modelo duradero que crezca con el niño.  El desembolso inicial de, por ejemplo, un trío que contenga capazo, portabebés y silla puede que te convenga más a largo plazo. Si es tu primer bebé, es recomendable un cochecito de paseo de tres piezas, ya que pueda usarse desde los primeros días y que durará más tiempo. Además, si eliges un modelo con el cuco homologado para el coche, podrás usarlo hasta que el niño pese 10 kilos.

Con independencia del modelo que elijas, debes saber que desde el primer trayecto en automóvil el niño debe llevarse en un portabebés homologado. Así que, te recomendamos que no aplaces mucho la compra por si tu hijo/a llega antes de lo previsto. Esta homologación depende de que sea rígido, tenga los enganches para poder sujetarse en los cinturones de los asientos, posea un cinturón tipo faja para que el bebé vaya seguro en movimiento y lo más importante, que en la parte inferior del modelo aparezca una etiqueta naranja que especifique que el producto está homologado.

Si es tu primer hijo, y quieres tener más prole, piensa que un buen carrito es una inversión. ¿Quieres tener tu siguiente hijo muy pronto? ¿Quieres esperar muchos años hasta el siguiente? Te hago estas preguntas porque ahora muchos carros soportan llevar dos sillas, tipo gemelar, pero que es individual también. Pero fíjate que se pueda poner un capazo o al menos en posición horizontal, indispensable durante los primeros meses.

 

Tipos de sillas de paseo

Las sillas de paseo o secundarias son pequeñas, ligeras, de plegado sencillo y fáciles de manejar, quizás menos confortables que las anteriores y por lo tanto menos indicadas para los paseos del bebé muy pequeño, estas sillas se adaptan a la perfección a los transportes urbanos, los vuelos aéreos, el maletero del coche… Son ideales para irse de vacaciones o como segunda silla para los paseos largos del niño que ya camina o cuando ha nacido un hermanito. Además, no cuentan con los mismos accesorios que los cochecitos ni están hechas de materiales tan robustos. Generalmente, están fabricadas con tubos de aluminio o acero, lo que hace que sean muy ligeras. También los complementos que poseen se reducen en tamaño.

Básicamente existen dos tipos de sillitas en función de su plegado y ahí es donde puedes buscar las pistas para tomar una buena decisión.

Por un lado, están las llamadas “tipo libro” que son muy ligeras y manejables, con respaldo reclinable e ideales para la ciudad y para desplazarse en los viajes.

Por otro lado, están las “tipo paraguas”, que son más ligeras todavía y ocupan el mínimo espacio. Pero tienen el inconveniente de que las más básicas no pueden reclinarse, de manera que para que el niño pueda tumbarse habrá que acudir a un modelo superior.

En qué debes fijarte para elegir una silla de paseo

Al igual que en el caso del carrito de bebé, hay criterios como el confort de tu hijo/a que debes situar por delante de otras consideraciones. Por ejemplo, hay familias que desean que sus pequeños puedan quedarse dormidos mientras pasean. Si esa es tu opinión sería adecuado que optases por una silla reclinable. La facilidad de manejo y el tipo de plegado, sobre todo si los abuelos nos van a ayudar a cuidar al bebé.

También comprueba que la silla esté provista de un dispositivo que impida un cierre accidental una vez abierta. También debe ser sólida, flexible y estable, disponer de un sistema de frenado eficaz y de buenos cinturones de retención.

Si crees que apenas la usarás o que solo te interesa para momentos ocasionales, puedes decantarte por un modelo más sencillo.

Marcas

No te dejes llevar por la marca. Investiga por Internet, busca opiniones… Hay hasta foros específicos para carritos. Actualmente hay marcas en auge, marcas que las llevan los famosos “guau” … Y por eso no quiere decir que sea tu carro ideal. Hay marcas “desconocidas” muy buenas que están llegando a España.

 Los accesorios

Tenemos que pensar que encontraremos una amplia gama de accesorios como sombrillas, burbujas protectoras, cestas portaobjetos, bolsos maternales para colgar del manillar, portabiberones, sacos, trasportín compatible con la silla que elijas. Investiga si el cochecito viene con algún accesorio o si hay que comprarlos a parte. Averigua si en caso de rotura puedes conseguir repuestos sin ningún tipo de problemas.

2 comentarios en “Cómo elegir el cochecito de bebé

  1. Menuda razón tienes
    Nosotros nos GASTAMOS 1800€ en un Uppababy vista con un Besafe modular en julio del 2016.
    Todo han sido problemas con el carrito, mucha fama pero muchos problemas parece el carrito de la niña de exhorcista, me cambiaron el chasis y las ruedas, me dejaron el de cortesía; en menor o mayor grado seguía dando los mismos problemas
    Todo en 3 meses y medio de uso, en las numerosas visitas en la tienda, había más padres afectados por la mala calidad de Uppababy.
    El carrito llegó a crearme una crisis la verdad, los chicos de la tienda después de 4 meses me propusieron darme un carrito nuevo. Elegí un carro desconocido y ir acababan de traer Jedo trim he pasado con el casi tanto tiempo como con el uppababy y no he tenido ni un problema.
    En calidades no tiene nada que envidiarle, al revés. Yo diría que tiene mejores acabados
    Nos venden lo que quieren

    1. Muchas gracias,por tu comentario. En internet puedes encontrar varios modelos, que a mi personalmente me encantaron, mucho mas baratos y con un monton de accesorios…. a veces no es la marca si no lo que una busca y quiere….

Deja un comentario