Bronquiolitis

La bronquiolitis es una enfermedad pulmonar que puede ser producida por distintos virus, pero sobre todo está causada por el llamado “virus respiratorio sincitial” o VRS. Se manifiesta por silbidos y dificultad respiratoria.

En este post te explico que es y cuáles son sus síntomas.

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es una infección pulmonar que puede ser provocada por virus. Los niños menores de 2 años suelen contagiarse durante la época invernal, sobretodo entre octubre y enero. La mayoría de los niños están enfermos durante alrededor de una semana a 15 días y luego mejoran.

 

Síntomas

Al principio, los síntomas de la bronquiolitis podrían parecerse a los síntomas de un resfriado común: mucosidad nasal abundante, fiebre y tos. Entre 2 y 3 días, el niño comienza con tos frecuente respira  más rápido o con dificultad, aparecen  sibilancia (realizar un sonido agudo similar al de un silbido cuando respira), tose,  pierde su apetito. Estos síntomas acostumbran a aumentar durante otros dos o tres días. La fiebre no suele ser muy alta, si lo es, se ha de descartar que haya otra infección o sobre infección respiratoria otitis o neumonía).

 

¿Cuándo debo llamar al médico?

Llame a su médico si:

  • Su hijo está vomitando y no puede retener los líquidos.
  • Su hijo está respirando muy rápido: más de 40 respiraciones en 1 minuto.
  • Usted puede ver como la piel de su hijo se mete entre las costillas con cada respiración.
  • Su hijo ha tenido una enfermedad cardíaca o nació en forma prematura. En este caso, llame al médico ante los primeros signos de esta enfermedad.

Si la piel de su hijo desarrolla un color azulado, en especial, alrededor de los labios o en las puntas de los dedos, es un signo de que no está recibiendo oxígeno suficiente, busque atención médica o vaya a la sala de emergencias de inmediato.

 

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo a sentirse mejor?

Existen algunas cosas que puede hacer cuando su hijo tiene bronquiolitis:

  • Dele a su hijo líquidos, ofrézcale agua o zumos entre comidas.
  •  No se preocupe si no muestre tener mucho apetito. Cuando los niños están enfermos rechazan la alimentación habitual, no lo quiera forzar a comer
  • Si cuenta en su casa con un vaporizador utilícelo en el dormitorio mientras su hijo está durmiendo.
  • Si su hijo está tosiendo o teniendo una dificultad respiratoria, vaya a urgencias para una mejor evaluación de su  enfermedad

¿Qué hará mi médico por mi hijo?

Su pediatra examinará a su hijo para comprobar cómo va desarrollando la enfermedad y comprobará si tiene otros signos de una complicación, si él cree necesario recetará algún medicamento para mejorar sus síntomas.

No existe ningún medicamento que actué eliminando el virus (al ser un virus los antibióticos no son efectivos). Los tratamientos ayudan a mejorar el estado del niño y sus síntomas, mientras que la infección siga su curso. Es posible que su médico desee ver a su hijo de nuevo en 24 horas.

Si su hijo realmente se está esforzando para respirar, es posible que su médico sugiera internarlo en el hospital para proporcionarle las curas y la vigilancia necesarias

¿Mis otros hijos contraerán bronquiolitis?

La bronquiolitis se propaga al igual que un resfriado, por las manos, ropas, aire objetos contaminados o por medio del contacto cercano. Los niños mayores, suelen tener las defensas  para estos virus   no se  contagian. Si lo hacen, generalmente, no tienen más que un cuadro catarral.

Usted puede ayudar a prevenir la propagación de esta enfermedad manteniendo a su hijo enfermo en casa hasta que la tos haya desaparecido casi por completo. Asegúrese de lavarse las manos después de cuidar a su hijo y antes de cuidar a otro niño. Evite estar con niños muy pequeños.

Recuerda que siempre hay que consultar con tu pediatra y que este texto marca unas pautas.

 

Deja un comentario